AUDITORÍA
OBLIGACIÓN DE AUDITARSE
Copyright 2011 galicontrol.es - Todos los derechos reservados - Cl Castelao 3B, 2º.
36001 Pontevedra. Tel 986 852 344 - auditoria@galicontrol.es - Aviso legal - Nº ROAC: S0332

La auditoría financiera puede ser voluntaria u obligatoria. La obligación
de auditarse se produce en los siguientes casos:

-Aquellas sociedades que durante dos ejercicios consecutivos superen dos de
los tres límites siguientes:

Estos límites y obligaciones son los vigentes a la publicación de la ley de sociedades de capital. Para verificar los límites vigentes en cada momento o para cualquier aclaración sobre este tema no duden en consultarnos.

Además también tendrán obligación de auditarse:

-Por solicitud de los accionistas. En las sociedades que no estén obligadas a someter las cuentas anuales a verificación por un auditor, los socios que representen, al menos el 5% del capital social, pueden solicitar del
Registro Mercantil el nombramiento del auditor, siempre que no hubieran
transcurrido 3 meses desde el cierre del ejercicio.

-Las cooperativas, salvo que no superen los límites del artículo 257 de la ley de sociedades de capital.

-Las fundaciones cuando al cierre del ejercicio concurran al menos dos de las circunstancias siguientes:

-Sociedades anónimas deportivas.

-Cuando deban presentarse cuentas anuales consolidadas.

-Reciban en un ejercicio social subvenciones o ayudas con cargo a los presupuestos de las Administraciones Públicas o a fondos de la Unión Europea por
importe acumulado de 600.000 €.

-Realicen en un ejercicio económico obras, gestión de servicios públicos, suministros, consultoría y asistencia y servicios a las Administraciones Públicas por importe acumulado superior a 600.000 € y suponga el 50% de la cifra de negocios
del año
.

-Coticen en bolsa, emitan obligaciones en oferta pública, sociedades de garantía recíproca, entidades de previsión social, instituciones de inversión colectiva, sociedades y fondos de inversión inmobiliaria y fondos de titulación hipotecaria, sociedades que se dediquen de manera habitual a la intermediación financiera, sucursal de entidad de crédito extranjera no obligada a presentar cuentas anuales en España y las de objeto social cualquier actividad de la Ley 33/1984 de ordenación del seguro privado.